¿Otra especie invasora en nuestras costas? El caso de Codium fragile subsp. fragile.

Por Ana García García

¿Exótica o Invasora?

Una especie exótica es una especie que ha sido introducida en un ecosistema o hábitat natural y que no va a causar daños o cambios en el ambiente introducido. En muchas ocasiones, llegan a desplazar activamente a las especies nativas con las que compiten, al ser más eficaces que éstas a la hora de adquirir recursos y reproducirse; pero, en otras, la competencia con las especies nativas supone una barrera insuperable y la nueva especie no llega a desencadenar procesos de invasión. De esta forma, la mayoría de las especies invasoras son exóticas pero no al revés.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), las especies invasoras son aquellas especies que se han establecido y propagado (o tienen el potencial de hacerlo) en un ecosistema o hábitat natural y se convierten en agentes de cambio, aumentando su abundancia, distribución y amenazando la diversidad biológica nativa. La historia de especies invasoras a lo largo de nuestras costas está plagada de ejemplos en algas como Caulerpa taxifolia, Grateloupia turuturu, Undaria pinnatifida, Sargassum muticum.

¿Por qué hay tantas especies invasoras en las últimas décadas?

La expansión de especies exóticas en áreas geográficas lejos de su rango de distribución natural se está convirtiendo en un proceso frecuente que puede tener impactos en los ecosistemas a nivel global. En un contexto donde el papel del clima en la distribución de las especies es fundamental, el aumento de las temperaturas como resultado del cambio climático, puede favorecer la aparición, establecimiento y dispersión de especies exóticas. En este escenario de cambio climático numerosos trabajos han observado contracciones y expansiones en la distribución de las especies. En nuestras costas podemos encontrar algunos ejemplos como el caso de las especies con afinidad por aguas templadas, Fucus serratus o Zoostera noltii, que se encuentran en fase de retracción, mientras que otras de aguas cálidas, como Codium fragile ssp. fragile (de aquí en adelante referida como C. fragile), están en fase de expansión. Como consecuencia las contracciones en la distribución de las especies generan huecos nuevos que pueden ser ocupados por las especies exóticas. Ambas casuísticas juntas, las especies invasoras y el cambio climático, son dos de las mayores amenazas para la biodiversidad. En este escenario, especies originarias de regiones cálidas pueden aumentar numéricamente y espacialmente generando poblaciones grandes, que se propagarán  por áreas amplias. Además, este calentamiento puede prolongar la duración de la ocurrencia ocasional de las introducciones iniciales debido por una parte al aumento de la frecuencia de procesos de invasión y por otra al incremento de hábitats adecuados.

Impactos Principales causados por  las especies invasoras

En las últimas décadas, el número de invasiones biológicas ha aumentado en ecosistemas marinos, principalmente en sistemas costeros, como consecuencia del agua de lastre o la acuicultura. Los principales impactos ecológicos de las especies invasoras pueden incluir i) competencia con especies nativas por recursos, ii) desplazamiento o desaparición de especies nativas, reduciendo la biodiversidad e incluso causando extinciones locales, iii) cambios en la estructura de la comunidad y en las cadenas tróficas y ciclos de nutrientes.

Figura1_AnaGarcía

Figura 1. Codium fragile subsp. fragile. ©Ana García García.

Las especies invasoras se caracterizan porque presentan una serie de rasgos que les van a conferir la capacidad para adaptarse mejor al nuevo ambiente como la reproducción vegetativa, gran tamaño, ciclos de crecimiento rápidos, amplia tolerancia a factores ambientales. Sin embargo, el número de especies invasoras puede ser infravalorado por la presencia de especies crípticas, es decir, especies que son morfológicamente indistinguibles de las nativas. Un claro ejemplo es el caso de C. fragile (Figura 1) en nuestras costas, la cual es morfológicamente igual a las especies nativas C. tomentosum y C. vermilara (Figura 2).

Figura 2. En la foto de la izquierda las dos especies de Codium spp. La especie invasora C. fragile en verde claro y la nativa C. tomentosum, en verde oscuro ©Ana García García. En la foto de la derecha ambas especies en el medio natural. © Rosa Maria Viejo.

Dicha especie está distribuida prácticamente por todo el mundo, debido, principalmente, al agua de arrastre de los barcos, siendo su distribución nativa las costas Japonesas. En el Atlántico noreste los primeros registros que encontramos son a principios del siglo XX. Sin embargo, en España no se describe hasta 1966 en el Cantábrico.

A lo largo de las costas españolas se distribuye de forma dispersa en el intermareal. Es una especie que puede crecer en diversos tipos de sustratos, además presenta un crecimiento rápido y varios tipos de reproducción, desde sexual hasta partenogenética o reproducción vegetativa. En trabajos previos, han sugerido la gran resistencia de esta especie invasora a la desecación, siendo más abundante en zonas más altas del intermareal donde las condiciones ambientales son más estresantes, como resultado de estar expuesta a mayores niveles de luz y periodos de emersión.

Como especie invasora se trata de una de las especies más dañinas en sistemas costeros desplazando mundialmente a especies nativas. Su éxito en el proceso de invasión es principalmente atribuido a su amplia tolerancia fisiológica (temperatura, salinidad, tipos de sustrato o contaminantes), rápido crecimiento durante el verano, poca presión de herbívoros y diversos modos de reproducción y dispersión (sexual, vegetativa o partenogenética). Sin embargo a lo largo de nuestras costas no se conoce muy bien su carácter invasor.

¿Qué sabemos sobre esta especie en nuestras costas?

En estudios previos realizados por nuestro equipo de investigación observamos como la especie nativa C. tomentosum y la invasora C. fragile coexistían a lo largo de las costas del noroeste de la Península Ibérica en la zona baja del intermareal, en áreas que incluían Bifurcaria bifurcata, y en la zona alta donde se encuentran charcas intermareales. Sin embargo, la especie nativa presentaba mayor superficie de ocupación y número de nuevos individuos que la especie invasora. Estos resultados fueron opuestos a lo observado en otras regiones, ya que en ellas se confirmaba una dispersión continua de C. fragile.

Figura 3_AnaGarcía

Figura 3. Tanques donde se realiza el cultivo bajo condiciones controladas de Codium spp. en la ECIMAT. ©Ana García García.

En este escenario, el siguiente paso planteado en la investigación ha sido evaluar las interacciones ecológicas, como por ejemplo, la competición, y si estas respuestas competitivas son dependientes de las condiciones ambientales. Con el objetivo de evaluar la competencia entre y dentro de las dos especies, nos hemos planteado un experimento en dos fases; el primero consistirá en un experimento de cultivo bajo condiciones controladas en el laboratorio (Figura 3), y el segundo se realizará en el medio natural que consistirá en someter a los individuos obtenidos en el laboratorio a distintas niveles de estrés en el medio natural; dichos niveles se corresponderán con distintas alturas de marea y localidades.

Figura4_AnaGarcía

Figura 4. Resultado de 6 meses de cultivo de Codium spp. en condiciones de laboratorio. ©Ana García García.

En este momento se está desarrollando la primera fase del experimento, es decir, realizando un cultivo de las dos especies de estudio, C. tomentosum y C. fragile. En este experimento se usan diferentes densidades intraespecíficas e interspecíficas. Este trabajo se está desarrollando en colaboración con Celia Olabarria, investigadora del grupo EcoCost de la Universidad de Vigo, en las instalaciones de la Estación de Ciencias Mariñas de Toralla  (ECIMAT) . Hasta ahora los cultivos se han desarrollado con éxito (Figura 4) y, en breve, será posible afrontar la segunda fase del experimento en el medio natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: